sábado, 14 de febrero de 2009

Luna

Hermosa luz de niña ilumina mi ser, cada vez que el claro lunoso toca mi alma; tu niña lunera transportas tu preciada juventud a través de tu mirada azul y llena de encanto todo lo que tocas. Fuiste, eres y serás siempre esa niña que junto a su sonrisa hizo de mi vida un lugar digno para ser recordado.

Tu misterio me atrapa, me envuelve y me toma por sorpresa, quisiera descubrirte totalmente y entrar junto a ti, quiero que me lleves en tu paseo nocturno y me enseñes los secretos que envuelven tu vida.

Tus ojos color cielo son la envidia de las estrellas que te rodean, astros que iluminan tu ser cada vez que dejas mostrar tu belleza por los aires nocturnos,

Aquí estoy yo, en la espera no de un menguante, no de un creciente; sino de ti luna llena, tu queridísima luna lunera, ahora sos parte de mi ser y a pesar de las tormentas que azotan el cielo, siempre abra un mañana y con el la calma, donde una vez mas podremos contemplarnos nuevamente y amarnos con locura, como cuando te ví por primera vez.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuanto desearia que ese final lo lo creyeras aun... para asi tener una luz una ilusion para esperar que sea nuestro momento nuevamente. El chinito que ya no escribe... me dice muchas cosas tu silencio.

Compartime con otros