miércoles, 7 de noviembre de 2007

Duende


Simplemente quiero comenzar con una frase que quizás cambie la vida de este duende, una frase, una explosión, una parálisis, un torrente de emociones que no te permite reaccionar, una intimidación que te inmuta, frase dulce e impactante, tan poderosa como quien ve él futuro en sus manos; pero esta frase no es de Duende, esta frase fue vista desde ojos extranjeros, ojos misteriosos, ojos místicos, desde los ojos de una Hada:

“No puedo creer, que en este mundo de fantasía, los duendes escojan estar con alguien incorrecto a pesar de tener a su similar junto a ellos”

Esta es la historia de un duende solitario en un mundo de “Fantasía”:
Duende siempre creyó en el verdadero amor, desde pequeño nunca se rindió ante la soledad de su mundo; siempre soñó con un Hada, con ese ser que completara su vida, que le diera luz a su mundo, él quería ser feliz y poder demostrar a todos que no todo era asuntos duendísticos para obtener la plenitud.

Los duendes, en él mundo “mágico” estaban tan ocupados haciendo sus vidas que se olvidaron de la razón principal de sus existir. En este mundo, todo es gris, sin sabor y oscuramente pálido; los duendes ya no son duendes son seres endebles regidos por reglas que ni ellos entienden; su meta, sobrevivir.

Cansado de su mundo, Duende viajo a tierras lejanas y vio que no estaba solo, pudo ver como duendes y hadas eran felices, en ese mundo se amaban y la ilusión volvió a él. Duende no sabía que hacer más que abrir su corazón azul, él en su inocencia no supo discernir entre Hada y Duende y entrego todo su ser nuevamente.

¿Pero que es lo pasó? Duende quiso ser normal y tener una vida duendística, pero no puede, él engaña a su mente, pero nunca a su corazón, Hada le ha ensenado a tener Fe y no rendirse en su mundo, Hada le enseño que puede existir un mundo no duendístico, un mundo de sueños, ilusión, cariño, esperanza, pero sobre todo un mundo de amor real donde Hadas y duendes sean felices.

Duende no sabe que hacer, Duende sufre una agonía y espera con ansias una señal del cielo, algo que le permita encontrar a Hada nuevamente; ella ha sido él único ser que entiende a Duende, cuando se miran él mundo simplemente desaparece, no hay mas asuntos duendisticos, solo Duende y Hada; por eso, el no la quiere perder y prefiere callar su amor antes de la ausencia de su Hada.

Duende sigue viviendo, soñando y nuevamente escribiendo; el quería contar su historia a los humanos y por esas cosas raras de la vida termino en mis manos, así que decidí ayudar a Duende en su búsqueda y me permití reescribir su historia a la humanidad. No se ¿Quizás Duende encuentre a Hada en la tierra?

Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

No hay comentarios:

Compartime con otros