lunes, 1 de octubre de 2007

Hoy y la Vida

Hoy llegaste nuevamente a mi vida, mi mente, mis sentimientos, mi ser, esta ves me acompañas de una manera tan indescriptible que me cuesta expresar esto que siento, es como una conexión entre los mas profundo de mis pensamientos con la realidad de un mundo a veces muy loco.

Hoy hago alarde de los sonidos de Amelie, música cautivadora, increíblemente profunda, es una sensación que te permite viajar y descubrír cosas que nunca habías vivido, gracias a la vida le doy por estas sensaciones, gracias le doy porque hoy pude reír, llorar, sentir el aroma de mi madre, le doy gracias a la vida porque pude decirle a mi padre cuan orgulloso estoy de el; es indescriptible poder ver esa mirada de gozo en respuesta.

Hoy le doy un canto a la vida, porque me permitió ser quien soy, me permitió la gracia de escribir y de decirle al mundo entero de sus maravillas, hoy la vida me ha dado lo que merezco.

Hoy la vida me ha presentado grandes fortunas, tu mi queridísimo abejón de mayo, tu que has volado tan lejos en busca de tus sueños, te digo que te quiero y te admiro cual hermano nunca tuve, me enorgullece y llena de alegría ser parte de tu vuelo. Tu junto a tu hermano, han sido siempre, ese apoyo, esa ilusión; siempre han estado ahí. Son mis grandes tesoros.

Tesoros que hoy la vida me dio, tesoros como los que el arte, la madera y la camaradería me ha dado al presentarme a mis también queridos hermanos de la madera, todos ustedes, juntos han sido ese consuelo, esa ilusión siempre añorada. Dicen por ahí que nunca se sabe cuando la vida te va traer otro tesoro a tu puerta.

Tesoro como en donde la vida es grande y nunca me ha dejado de impactar, me presento mis amigos de la madera, a mis queridísimos abejones y ahora me presento otro tesoro, ella es Estefanía; simplemente no es de este mundo; a pesar de su manera singular de verte, ha muchos les ha tomado una eternidad entenderla, pero gracias VIDA porque por ti pude ver otro de tus grandes milagros al momento de presentármela.

1 comentario:

Abejondemayo dijo...

Gracias a vos pápa, por esas palabras que huelen aún a entrañas. No son muchos los que se atreven a crear esos vínculos entrañables, fuertes y concienzudos entre la responsabilidad y lo que muchos otros consideran como locura, o anticuado, o, o, o...
Enbuenahora porque el camino hacia la paz y la tranquilidad personal, muchas veces la vemos potenciada a través de esos tesoros, esas personas que tenemos a nuestro lado, ¿ángeles protectores? ¿sátiros de flauta?
Un abrazo man, porque tu cántico me alcanza inclusive y hoy, me llena de alegría.

Abejón

Compartime con otros